Select Page

En verano el tiempo acompaña para salir más, tomar algo en una terraza, dar un paseo… y casi siempre irnos a la cama más tarde para aprovechar el día al máximo. Además de este cambio en el horario de sueño, podemos tener problemas para dormir bien en verano por otros motivos.

Desde Arama Natural, os explicamos por qué puede costarnos dormir bien en verano, cómo podemos conseguirlo y qué ingredientes de origen natural pueden sernos de ayuda.

¿Por qué puede costarnos más dormir bien en verano?

La primavera y el otoño son estaciones intermedias, de transición, sin embargo, en verano y en invierno nuestro entorno y estilo de vida sufre cambios más extremos, y aunque con las vacaciones podamos aprovechar el tiempo para descansar y dormir más, esto también puede ser contraproducente para nuestro descanso.

Os pasamos a detallar los principales motivos por lo que nos puede costar conciliar el sueño en verano:

Altas temperaturas

Para poder descansar correctamente, la temperatura de nuestra habitación debe estar entre los 19 y los 22º.[1] En verano las temperaturas nocturnas pueden ascender considerablemente, provocando que nuestro cuerpo deba trabajar para mantener nuestra temperatura corporal entre los 36 y los 37º.

Por la noche el organismo reduce su temperatura corporal para reducir el gasto de energía e inducir el sueño, y concretamente, en la fase REM, el hipotálamo reduce su control en la termorregulación, por lo que la temperatura ambiental influye más. Una temperatura ambiental incorrecta, producirá más esfuerzo por parte del cuerpo y un peor descanso.

Ruido

Cerca de nueve millones de españoles soportan niveles de ruido superiores a los 65 dB recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y una de cada cuatro personas asegura que no puede dormir bien debido al ruido ambiental nocturno.[2]

El ruido puede no solo hacer que la persona afectada por él tarde más en conciliar el sueño o que este se interrumpa, sino también provocar ciertos cambios como aumento de la frecuencia cardíaca o vasoconstricción. [3]

Cambios de hábitos y/o sedentarismo

En verano podemos estar más tiempo tumbados o sentados, es decir, más tiempo siendo sedentarios. El sedentarismo causa que nuestro cuerpo se halle en estado de ahorro energético, no gastemos energía y con ello, no estemos cansados, por lo que a la hora de dormir no podamos conciliar el sueño, al estar demasiado activos.

Así mismo, nuestros hábitos diarios también pueden afectarnos, por ejemplo, al no mantener horarios de sueño fijos o realizar muchas actividades al día, que puede provocarnos estrés.

Luz

La melatonina es una hormona que contribuye a disminuir el tiempo necesario para conciliar el sueño, ya que se libera según el ciclo de luz natural y participa en el ciclo sueño-vigilia. Ante la luz (sea artificial o natural), nuestro cerebro interpreta que es de día, por lo que sigue activo y no podemos dormir adecuadamente. [4]

Alimentos excitantes

Aunque no seamos conscientes, en verano podemos tomar más alcohol[5][6], café, té, comidas copiosas o picantes, lo que produce que nuestro organismo esté más alerta y se reduzca la calidad del sueño. [7]

¿Cómo podemos conseguir dormir bien en verano?

Teniendo en cuenta los principales obstáculos que podemos tener para dormir bien en verano y que os hemos detallado anteriormente, os pasamos a dar algunos consejos:

  • Realizad ejercicio moderado de forma diaria para inducir a la relajación corporal, pero no antes de dormir.
  • Intentad id a dormir cada día a más o menos la misma hora.
  • No pongáis el aire acondicionado por la noche, mejor ventilad bien las estancias y dormid con ropa y sábanas frescas.
  • Evitad comer mucho, manteneos hidratados y reducid o anulad las sustancias excitantes.
  • Calmaos realizando ejercicios de meditación o respiración.
  • Si pasáis mucho calor, mejor dormid solos.
  • No os duchéis con agua fría antes de dormir, puesto que el cuerpo trabajará para compensar el cambio de temperatura.
  • Reducid el uso de los dispositivos tecnológicos antes de dormir.

¿Qué ingredientes de origen natural pueden sernos de ayuda para dormir bien en verano?

Además de la melatonina, que puede sernos de ayuda cuando tenemos problemas de sueño, podemos encontrar, por ejemplo, en alimentos como la avena, el arroz, los tomates, las nueces, el maíz o los plátanos, las vitaminas del grupo B, concretamente la B3, la B6 y la B12  las cuales contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso.

Si deseáis más información sobre cómo ayudaros a tener un sueño reparador en verano, y durante todo el año, os recomendamos seguir los consejos de nuestro blog, y os invitamos a conocer los productos con ingredientes de origen natural de nuestra gama Sistema Nervioso. ¡Descansad sin problemas!


[1]  Observatorio Global del Sueño. Redacción. 12 de septiembre de 2018. “¿Hay una temperatura ideal para dormir?”. Recuperado de: http://sleepobservatory.org/es/hay-una-temperatura-ideal-para-dormir

[2] III Informe Ruido y Salud DKV-Gaes. Citado en: 20minutos. Agencia EFE. Recuperado de: https://www.20minutos.es/noticia/2602909/0/ruido/dormi-bien/espanoles/

[3]  LLOPIS González, Agustín, et. al. Universidad de Valencia. “Alteraciones del sueño provocadas por el ruido ambiental”. Recuperado de: https://bit.ly/2XZaTr8

[4] MENÉNDEZ Velázquez, Amador. XLSemanal.”Los peligros para la salud que esconde la luz LED”. Recuperado de: https://www.xlsemanal.com/conocer/salud/20191121/luz-azul-led-pantallas-danos-vista-calidad-sueno.html#:~:text=Cuando%20la%20luz%20azul%20llega,y%20nuestro%20organismo%20segrega%20melatonina.

[5] ARIAS, Duque, Rodrigo. Universidad Santo Tomás. Revista Diversitas. V.1. n.2. Bogotá. 2005. “Reacciones fisiológicas y neuroquímicas del alcoholismo”. Recuperado de: http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1794-99982005000200003

[6]  Elsevier. Revista Trastornos Adictivos. Vol. 2. Núm.1. Págs. 14-25. Enero 2000. “Cómo actúa el alcohol en nuestro cerebro”. Recuperado de: https://www.elsevier.es/es-revista-trastornos-adictivos-182-articulo-como-actua-el-alcohol-nuestro-10016452

[7] La Nueva España. Redacción. 15 de agosto de 2015. “¿Problemas para dormir en verano? Sigue estos consejos”. Recuperado de: https://www.lne.es/vida-y-estilo/salud/2015/08/15/problemas-dormir-verano-sigue-consejos/1800942.html