Select Page

Sin un adecuado descanso, nuestra salud mental, anímica y física se resiente inevitablemente. Sin embargo, las circunstancias que nos rodean, malas decisiones en cuanto a hábitos y la eterna falta de tiempo suelen influir en que tengamos un descanso insuficiente.

Queremos ofrecerte las 10 claves para un descanso reparador que te ayudarán a reencontrar la energía necesaria para afrontar cada día con optimismo y a sentirte capaz de todo. Hemos reunido buenas costumbres, trucos y dinámicas a evitar con el fin de que de día puedas desplegar todo tu potencial gracias a un cuerpo y una mente descansados.

1. Organiza tu vigilia para organizar tu sueño

Un buen truco para conseguir un descanso reparador es evitar irte a dormir repasando todo lo que tienes pendiente o es urgente. Es mucho mejor hacer un esfuerzo extra durante nuestra jornada y establecer calendarios, horarios, prioridades y deadlines.

Si te implicas lo suficiente y logras ordenar todo lo que tienes que hacer, tu descanso va a mejorar progresivamente, ya que tendrás una estructura creada que te evitará estar permanentemente revisando lo pendiente. Y en tu agenda podrás anotar suficientes horas de sueño como para empezar a sentirte mejor.

2. Evita sustancias excitantes

Precisamente porque nuestro descanso es deficiente, solemos recurrir a sustancias excitantes con las que mantener nuestro nivel de actividad. Pero el efecto secundario suele ser la dificultad para conciliar el sueño e incluso el nerviosismo.

Si puedes reducir el consumo de cafeína (tanto la que proviene del café como la del té, donde suele denominarse teína), mejor que mejor. Cierto es que cada persona suele tener un nivel de tolerancia distinto a estos excitantes, pero como regla general es mejor tomarlos solo por las mañanas y, en cualquier caso, nunca después de las 17 horas (calculado para alguien que se va a la cama a las 23 horas).

Pero además de estas infusiones, el alcohol es un gran excitante al que generalmente no se le atribuye ese efecto. Y es mejor olvidar ciertos alimentos en la cena como ginseng, cacao o alimentos ricos en grasas y proteínas.

3. Apóyate en los ingredientes de Somnidor

Además de evitar los excitantes, existen alimentos y sustancias que ayudan activamente a nuestro descanso. Somnidor reúne un buen número de ellos en su fórmula, gracias a los cuales las noches pueden ayudar a ser reparadoras de verdad. ¿Te animas a probarlo?

Uno de esos ingredientes es la melatonina, una sustancia que generamos naturalmente para inducir el sueño cuando oscurece. Es particularmente útil en situaciones de desfase horario o jet lag, cuando conciliar el sueño se puede convertir en algo complicado. Se le suma la acción de la Glicina, un aminoácido que trabaja directamente con nuestro sistema nervioso.

Pero Somnidor (que en breve pasará a llamarse Serendan-3) también confía en la acción de los ingredientes botánicos y suma a su lista la Valeriana y la Griffonia Simplicifolia. Todos conocemos la fantástica ayuda que suponen para los insomnes, y aún hay que sumarles el efecto del extracto de semillas de arroz con GABA: ¿por qué no probarlos en este combinado de ingredientes especialmente pensados para facilitar el descanso?

Por último, el 5-Hidroxitriptófano y el aporte de las vitaminas B3, B6 y B12 que contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso, ayudando al buen funcionamiento de la mecánica del sueño

4. Organiza una rutina a medida que se acerque la hora de acostarse

Una vez hayas cenado, orienta todas tus actividades a ir relajándote. Es buen momento para una bebida caliente (no excitante, obviamente), una película o un episodio de tu serie favorita. Esos entretenimientos serán perfectos pero establece una hora a partir de la cual apagarás la tele. Ya continuarás otro día.

Déjate la ropa y las cosas que tengas que llevar al día siguiente preparadas y así te acostarás sin pensar en la lista de cosas que has de hacer al levantarte.

5. Practica un poco de meditación

Se trata de una costumbre en la que despejas tu mente y controlas tu respiración, de modo que consigues un estado de relajación muy adecuado para los momentos antes de dormir. Afortunadamente hoy en día se pueden encontrar multitud de tutoriales online e incluso apps que pueden guiarte en esta práctica.

6. Desconéctate del teléfono

Aunque frecuentemente la hora de acostarnos es la que aprovechamos para repasar redes sociales y apps de mensajerías para ponernos al día con noticias y amigos, lo cierto es que la pantalla del teléfono puede alterar nuestra capacidad de conciliar el sueño.

Una vez en la cama, lo mejor es leer un libro. Seguro que hay un momento previo adecuado para contestar mensajes. ¡Y por supuesto nada de contestar correos de trabajo al acostarte!

7. Prepara la habitación para un descanso reparador

Cortinas cerradas, luces suaves o apagadas, tapones si te molestan los ruidos y ropa cómoda y adaptada a la temperatura: estas son las claves del confort al acostarse. Intenta no llevar prendas que opriman o que incluyan botones o apliques que te puedan molestar durante el sueño.

8. Cena ligero

Un buen descanso nocturno necesita un estómago relajado. Si cenas tarde o copiosamente, te resultará más difícil relajarte. Evita comidas pesadas o grasas e incluye lácteos y verduras en tus cenas.

9. Establece un horario para el deporte

El deporte es una herramienta fantástica para combatir el insomnio, pero practicarlo muy tarde puede activarte demasiado. Si volvemos a una hora media de acostarse que gira en torno a las 23, las 20h deberían ser el límite pasado el cual no deberías practicar ejercicio.

10. Intenta acostarte siempre a la misma hora

Por último, intenta ser ordenado en la hora de acostarte, el cuerpo agradece las rutinas especialmente si invitan al descanso. Encuentra la postura en que estás más cómodo y prepárate a conseguir ese descanso que tanto necesitas.


[1] Crear Salud. “Los beneficios de meditar antes de dormir”. Recuperado de: https://crearsalud.org/beneficios-de-meditar-antes-de-dormir/

[2] Cancer.org. “10 consejos para dormir más”. Recuperado de: https://www.cancer.org/es/noticias-recientes/10-consejos-para-dormir-mas.html

[3] Mayo Clinic. “Consejos para dormir: seis pasos para dormir mejor”. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/adult-health/in-depth/sleep/art-20048379