Seleccionar página

Estamos hablando con alguien, o por el contrario, estamos en un lugar silencioso y ¡horror! sufrimos un ataque de tos. A todos nos ha pasado y además de ser algo incómodo, también es algo que nos provoca malestar.

Desde Arama Natural os explicamos por qué sucede la tos y cómo las soluciones naturales pueden contribuir a nuestro bienestar frente a ella.

¿Qué es la tos?

La tos es un mecanismo de defensa de nuestro propio cuerpo mediante el cual se expulsa los posibles agentes externos o internos potencialmente dañinos, como las partículas de polvo o microorganismos. La tos, es por ello, una expresión de nuestro sistema inmunitario cuando este despeja las vías respiratorias, expulsando las partículas y cuerpos extraños hacia el exterior junto a una gran cantidad de aire proveniente de los pulmones.

¿Cómo se produce la tos?

En el proceso de toser intervienen diversos órganos del sistema respiratorio. La glotis, la porción más estrecha de la laringe desempeña un papel fundamental al contraerse. Con su contracción, hasta cerrarse, promueve que los pulmones y la cavidad torácica almacenen una gran cantidad de aire.

A causa de la fuerte presión de este aire se provoca así mismo la contracción del diafragma, que empuja el aire de nuevo hacia afuera, abriendo la glotis y provocando la tos.

¿Por qué se produce la tos?

La tos es un reflejo de nuestro cuerpo que puede producirse tanto de forma voluntaria como involuntaria. Su aparición puede ser debida a múltiples causas, apareciendo en muchos casos como síntoma o consecuencia de alguna lesión o patología.

Algunas de las causas comunes de la tos son las siguientes:

  • Alergias olfativas
  • Asma
  • Bronquitis
  • Neumonía
  • Sinusitis
  • Resfriado común
  • Gripe
  • Tabaquismo
  • Reacción a agentes externos (polvo, gases…)
  • Enfermedades pulmonares y laríngeas como el cáncer
  • Factores emocionales como la ansiedad o el nerviosismo
  • Lesiones de la garganta
  • Reflujo gastroesofágico

¿Por qué es importante mantener una correcta higiene respiratoria?

Durante nuestro día a día nos encontramos rodeados por muchas otras personas y visitamos espacios muy concurridos, como hospitales, centros comerciales u oficinas.

La tos como mecanismo de expulsión de posibles partículas y microorganismos irritantes e infecciosos, por lo que también puede ser un vector de contagio para otras personas.

Para evitar el contagio a otras personas mediante nuestra tos, debemos mantener algunas pautas de higiene respiratoria. Os indicamos algunas de ellas:

  • Si debemos visitar a alguien en ingreso hospitalario, deberemos seguir los protocolos de actuación que se nos indiquen, por ejemplo, evitar el acceso si presentamos síntomas como la tos.
  • A la hora de toser, es importante cubrirnos la nariz y la boca con un pañuelo, preferiblemente desechable y tirarlo a la basura más próxima.
  • Si tapamos nuestra boca con las manos, es importante limpiarlas adecuadamente tras ello para desinfectarlas y eliminar posibles patógenos. Así mismo, deberemos prestar atención a la limpieza de materiales o superficies que también hayan podido resultar contaminados.
  • En períodos de mayor actividad infecciosa es posible que se recomiende el uso de mascarillas.
  • Si padecemos de tos constante o fuerte, es importante mantener distancia con otras personas, situándonos más alejados o evitando contactos próximos para descender la posibilidad de contagio.

¿Cómo podemos aliviar la tos?

La tos puede tener diversas causas, es por ello que generalmente, de desaparecer la causa que la provoca, esta también desaparecerá.

Sin embargo, existen algunos recursos que podemos utilizar para calmarla y evitar sus molestias, os damos algunas ideas:

Toma té con miel

La miel es un producto natural de reconocidas propiedades antibacterianas, hidratantes y antiinflamatorias, que unida al té, un potente protector del sistema inmunológico, puede ser un apetitoso y magnífico remedio.

Consume jengibre

Esta raíz de origen asiático y cada vez más de moda tanto en gastronomía como en sanidad, tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antibacterianas, lo que lo hace un gran aliado para aliviar muchos de los problemas que causan la tos, como la sinusitis o la irritación de garganta.

Toma piña

La piña es una rica fuente de bromelina, una enzima de grandes capacidades antiinflamatorias que también ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Todo ello ayuda a calmar los dolores de garganta, expulsar la mucosidad, y prevenir y aliviar las infecciones.

Duerme con la cabeza elevada

Para promover que las vías respiratorias se despejen es recomendable que durmamos con la cabeza más elevada. Al tumbarnos, la mucosidad se acumula en la nariz y vías altas, lo que puede promover la respiración por la boca, irritando más la garganta.

Evita el tabaco

El tabaco está compuesto de múltiples sustancias nocivas e irritantes que pueden dañar la garganta y los pulmones, haciendo que la tos sea más frecuente y violenta.

Hidrátate y humedece el ambiente

Beber abundante agua y utilizar vaporizadores y baños calientes hará que nuestras vías respiratorias se calmen y abran mejor.

¡Finalmente, te invitamos a descubrir nuestra gama de productos con ingredientes naturales para combatir la tos de forma rápida y fácil!