Select Page

Los minerales presentes en nuestro organismo son cruciales para que nuestra salud permanezca intacta, presentes en nuestro cuerpo en cantidades muy pequeñas, por eso son denominados oligoelementos (oligo- prefijo de origen griego que significa “poco”). Aún así, juegan un papel muy importante en nuestra vida.

Sin embargo, su rol quizá sea algo desconocido. Todos conocemos las propiedades beneficiosas de la fibra, las vitaminas o las proteínas, pero lo cierto es que son muchos los minerales sin los que no podemos vivir una vida sana (flúor, yodo, hierro, calcio, silicio, etc.). Hoy queremos centrarnos en el selenio y sus propiedades.

¿Qué es el selenio?

El selenio es un metaloide, su símbolo químico es Se y su número atómico el 34. Pero si nos atenemos a su consideración de oligoelemento, el selenio es uno de los minerales más importantes para mantener nuestra salud en buen estado.

El selenio y sus propiedades

Estamos ante un elemento que actúa como antioxidante y por tanto nos protege de ciertas enfermedades, colaborando en la fabricación de las barreras físicas que nos protegen de la oxidación e interviniendo en la producción de células T (que localizan y luchan contra infecciones y patógenos). Es imprescindible para la reproducción humana, está presente en las funciones de la glándula tiroidea e interviene nada menos que en la creación de nuestro código genético, el ADN.

Cuando una persona no ingiere el suficiente selenio (necesitamos aproximadamente 55 microgramos por día), es posible que presente molestos síntomas como cansancio o estrés nervioso. Nuestro órgano más grande, la piel, también puede verse afectado, así como las uñas o el pelo. Muscularmente funcionamos mejor si tenemos la cantidad suficiente, y esto incluye a nuestro músculo más importante: el corazón.

En cuanto a sus efectos sobre el sistema inmune, el selenio nos ayuda a defendernos de infecciones y otras enfermedades más graves.

Cómo garantizar que tomamos suficiente selenio

Una dieta rica y variada en teoría debería proporcionarnos todos los oligoelementos que necesitamos, pero nuestro ritmo de vida y el poco tiempo del que disponemos, con frecuencia nos impiden llevar una alimentación lo suficientemente sana. Informarnos sobre los alimentos imprescindibles en nuestra dieta, cocinar productos frescos y evitar los excesos y malos hábitos nos ayudará a mantener una buena salud.

El selenio está presente en los siguientes alimentos:

  • Mariscos, especialmente gambas y langostinos.
  • Proteínas animales como la carne, los productos lácteos y los huevos.
  • En cuanto a su presencia en vegetales, lo encontramos en los cereales y por tanto todo el amplio rango de productos elaborados con los mismos o con sus harinas.

En principio, como decíamos, la dieta debería bastar para obtener todo el selenio que necesitamos, pero nuestras condiciones de vida no siempre son las mejores para dedicarle todo el tiempo que requiere. Para solucionar estas situaciones en las que algún oligoelemento está por debajo de las cantidades óptimas, tenemos a nuestra disposición un amplio rango de complementos alimenticios.

CoVitality, aliado de la inmunidad y las defensas gracias a sus nutrientes

CoVitality es un nuevo complemento alimenticio ya disponible en nuestros puntos de venta habituales. Las propiedades de sus nutrientes son muy interesantes y sobre todo están enfocadas al funcionamiento normal del sistema inmunitario, algo que en esta época de incertidumbre nos puede proporcionar una tranquilidad añadida, protegiéndonos por ejemplo, frente a molestas infecciones respiratorias.

Su uso está recomendado para toda la familia (en niños, a partir de los 12 años), y sus propiedades e ingredientes lo convierten en una herramienta útil para el mantenimiento de nuestro sistema inmune en plena forma y dispuesto a combatir cualquier patógeno con que se cruce. Además, no contiene gluten, azúcares añadidos, ni grasa y presenta un alto contenido en fibra.

Pero ¿qué contiene cada comprimido de CoVitality? En primer lugar, encontramos lactoferrina, una proteína que transporta hierro, otro oligoelemento básico, y que actúa frente a microbios y oxidación, favoreciendo la actuación de nuestras defensas. Además de lactoferrina, presenta probióticos (Bifidobacterium lactis) que son elementos “vivos”, que se suman a nuestra producción de flora intestinal, imprescindible para nuestro bienestar, resultando una combinación inteligente ya que el intestino es una pieza clave del sistema inmunitario

Además, encontramos vitaminas C y D, B6 y B12. La vitamina C protege a nuestras células frente a la oxidación (antioxidante) y contribuye al buen funcionamiento de nuestro sistema inmunitario. La vitamina D también contribuye a que nuestras defensas funcionen, además de contribuir a que nuestros huesos tengan el calcio necesario. En cuanto a las vitaminas B6 y B12, son fundamentales para el buen funcionamiento celular y ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga.

Por último, CoVitality contiene por supuesto selenio y también zinc. Este último con un rol parecido al del selenio, ya que sin él no podríamos contar con un sistema inmunológico sano, presentaríamos problemas de desarrollo en las gónadas y nuestros ADN y ARN no podrían sintetizarse correctamente.

Con tan solo un comprimido al día, este aliado para el mantenimiento de nuestras defensas rico en selenio y el resto de los nutrientes mencionados, nos ayuda a cuidar nuestra salud y a mantener un buen nivel de defensas para afrontar el día a día. ¿Te animas a probarlo?


[1] El Confidencial. “Alimentos con selenio, el mineral con gran poder antioxidante”. Recuperado de: https://www.alimente.elconfidencial.com/bienestar/2020-05-25/selenio-mineral-gran-poder-antioxidante_1867706/

[2] Salud Mapfre. “Oligoelementos. Pequeñas cantidades, grandes funciones”. Recuperado de: https://www.salud.mapfre.es/nutricion/reportajes-nutricion/oligoelementos-pequenas-cantidades-grandes-funciones/

[3] National Institutes of Health. “Datos sobre el selenio”. Recuperado de: https://ods.od.nih.gov/pdf/factsheets/Selenium-DatosEnEspanol.pdf