Select Page

El dolor de músculos y huesos puede tener diversas causas y sentirse en determinadas zonas del cuerpo, pero, ¿sentís un dolor en alguna de vuestras articulaciones que irradie hacia las partes próximas? Este es una de las características principales de la Tendinitis.

Desde Arama Natural os explicamos sus causas y cómo los complementos alimenticios para las articulaciones contribuyen a su bienestar.

¿Qué es la Tendinitis?

La Tendinitis es el nombre que recibe la inflamación de un tendón, las fibras que unen músculos y huesos. Se manifiesta con dolor en una zona concreta e irradiación de éste hacia las zonas cercanas. Aunque puede darse en cualquier tendón, mayoritariamente esta patología se da en hombros, codos, muñecas y talones.

¿Qué causa la Tendinitis?

La Tendinitis puede ser causada por diversos motivos, siendo los siguientes los más frecuentes:

– Sobrecargas musculares o lesiones

– Movimientos repetitivos

– Movimientos bruscos

– Artritis

– Edad avanzada

¿Qué síntomas presenta la Tendinitis?

Los principales síntomas que nos pueden hacer sospechar de Tendinitis son los siguientes:

-Dolor sordo, intenso, continuo difícil de describir y localizar concretamente, que se incrementa durante el movimiento de la articulación.

-Sensibilidad en la zona

-Hinchazón leve

-Irradiación del dolor hacia zonas cercanas.

¿Cómo diagnosticar y tratar la Tendinitis?

Diagnóstico

A partir de la exploración física de la zona, la valoración de la sintomatología del paciente y posibles pruebas complementarias, como radiografías y otras pruebas de diagnóstico por imagen.

Tratamiento

Aunque el tratamiento dependerá de la causa o factor que ha precipitado la lesión, existen distintos hábitos que serán de gran ayuda para el alivio del dolor y la recuperación:

  • Estirar y fortalecer los músculos y tendones afectados para ayudar al restablecimiento de las funciones de la articulación.
  • Aplicación de frío en la zona afectada
  • Descanso.
  • Medicamentos para rebajar la sensación de dolor e inflamación, como analgésicos o corticoides.

¿Cómo prevenir la Tendinitis?

 La Tendinitis es una dolencia que podemos evitar siguiendo buenos hábitos en nuestro día a día:

Ejercicio e higiene postural

Para su prevención es indispensable evitar los movimientos repetitivos o bruscos, y de no ser posible, siempre intentar alternarlos con adecuados y frecuentes momentos de descanso.

Así mismo, es importante un calentamiento adecuado para preparar los músculos y tendones, especialmente en la práctica deportiva.

Por otra parte, es importante tomar conciencia de los hábitos posturales y de esfuerzo que se llevan a cabo, para prevenir posibles lesiones.

Alimentación

Una alimentación sana también es uno de los factores primordiales para prevenir cualquier tipo de lesión musculo-esquelética, incluida la Tendinitis.

El omega-3, presente en pescado azul, frutos secos, aguacate o verduras de hoja verde,  es un elemento fundamental para producir sustancias antiinflamatorias, mientras que el magnesio es imprescindible para la composición de músculos, ligamentos y tendones, el cual podemos encontrar en cereales, frutos secos, legumbres o en el chocolate negro.

El colágeno, otro elemento natural y presente en nuestro cuerpo, el cuál es indispensable para la elasticidad y resistencia de los tendones, podemos encontrarlo en en la gelatina.

Suplementación alimenticia

La suplementación con complementos alimenticios puede contribuir al mantenimiento y bienestar del aparato musculo-esquelético y a la prevención y recuperación de lesiones como la Tendinitis mediante el aporte de los elementos que contribuyen en este proceso, como el colágeno o el magnesio, ya sea por falta de ingesta de los alimentos que los contienen como por problemas de asimilación o escasez de los mismos.

Consulta nuestra completa gama de complementos alimenticios, ¡que el dolor no te impida disfrutar!