Select Page

El Síndrome del Túnel Carpiano representa más del 25% del total de los casos de trastornos musculo-esqueléticos, hallándose incluso reconocida como enfermedad profesional.

Desde Arama Natural os explicamos en qué consiste el Síndrome del Túnel Carpiano, cuáles son sus causas y síntomas y cómo los complementos alimenticios para las articulaciones contribuyen a su bienestar.

Fisiología relativa al Síndrome del Túnel Carpiano

Por tal de conocer cómo se produce el Síndrome del Túnel Carpiano, en primer lugar se deben conocer las partes implicadas en esta lesión.

El nervio mediano es el nervio central que transcurre a través del brazo, pasa bajo el ligamento carpiano transverso situado en el centro de la muñeca (punto denominado túnel carpiano) y que ramifica en la planta de la mano hacia los dedos.

Este nervio dota de movimiento y sensibilidad a la mano.

¿Qué es el Síndrome del Túnel Carpiano y cuáles son sus factores de riesgo?

El túnel carpiano es angosto y en algunos casos, de pequeño tamaño, lo que puede comprimir y presionar el nervio mediano causando el denominado Síndrome del Túnel Carpiano.

Aunque en muchos casos esta presión puede venir provocada por propios movimientos de la mano y la muñeca existen otros factores que pueden contribuir a su padecimiento:

  • Fracturas o artritis en la muñeca
  • Quistes o tumores en la muñeca
  • Infecciones óseas
  • Obesidad
  • Enfermedades causantes de depósitos anormales de proteína
  • Retención de líquidos durante el embarazo o la menopausia
  • Trabajos y actividades que precisen de un apoyo prolongado o repetido de  la región
  • Movimientos extremos de flexión, rotación o extensión de la muñeca

Tal y como puede apreciarse, cualquier factor que pueda provocar la presión o pinzamiento el nervio mediano será una posible causa del síndrome.

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome del Túnel Carpiano?

Los principales síntomas del Síndrome del Túnel Carpiano son los siguientes:

  • Dolor localizado en la muñeca y región inferior de la planta de la mano
  • Torpeza y disminución de la fuerza al coger objetos
  • Entumecimiento y/u hormigueo
  • Irradiación del dolor hacia el codo
  • Problemas de coordinación y al realizar gestos precisos
  • Debilidad y agarre débil
  • Falta de sensibilidad y adormecimiento
  • Posibles palpitaciones en dedos pulgar, índice y corazón
  • Atrofia muscular

Diagnóstico del Síndrome del Túnel Carpiano

Tras la valoración de la sintomatología y del historial clínico, el médico procederá a un examen físico.

Se realizará una palpación con toques sobre el medio mediano para provocar dolor, y se solicitará realizar movimientos como la flexión completa de la muñeca hacia delante durante un minuto (Prueba de Phalen).

El especialista podrá tomar de forma complementaria pruebas de diagnóstico por imagen como radiografías, electromiografías y exámenes de la velocidad de conducción del nervio.

¿Cómo aliviar los síntomas del Síndrome del Túnel Carpiano?

Para el tratamiento del Síndrome del Túnel Carpiano el médico podrá recetar antiinflamatorios no esteroideos para calmar el dolor y la hinchazón, así como la aplicación de frío.

El uso de férulas, un correcto descanso de la muñeca, evitando dormir sobre ella o realizar movimientos o presiones en la zona, y la utilización de dispositivos ergonómicos promoverán la recuperación.

Ejercicios para el Síndrome del Túnel Carpiano

La realización de diversos ejercicios podría ayudar a calmar el dolor y aumentar progresivamente la movilidad. Algunos de los ejercicios que se pueden realizar son los siguientes:

Extensión de los dedos

Juntando todas las yemas de los dedos, colocaremos una goma elástica alrededor de ellos y posteriormente los separaremos, abriendo la mano. Se harán series de 40 (20 aperturas y 20 cierres) sin que la goma se caiga.

Flexión de la muñeca

Manteniendo el brazo recto agarraremos los dedos, colocados hacia arriba, con la mano contraria. De forma suave y lenta presionaremos los dedos hacia atrás hasta que sintamos un estiramiento de la muñeca. A continuación sostendremos la posición durante 10 segundos.

Haremos lo mismo con la mano mirando hacia abajo, tirando de los dedos hacia atrás.

¿Cómo podemos prevenir el Síndrome del Túnel Carpiano?

La cuestión más importante para tratar de prevenir esta lesión es identificar qué acciones o situaciones nos pueden llevar a forzar la muñeca o realizar posturas extremas.

De tener que realizar actividades con fuerza, rotación o movimientos repetitivos de la muñeca sin poder evitarlo, será importante proceder adecuadamente y realizar pausas para que la musculatura descanse.

Las ayudas ergonómicas como las almohadillas o teclados separados ayudarán a mejorar la postura de la muñeca.

Además es importante cuidar los músculos, nervios, tendones y huesos mediante una buena alimentación controlar nuestro peso, y puede ayudar también mediante una suplementación con complementos alimenticios con elementos como el magnesio o el omega 3.

Si precisas de más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Conoce nuestra amplia gama de complementos alimenticios y cuídate!