Select Page

El dolor de ciática es el término que se utiliza popularmente para hablar de una radiculopatía, es decir: un dolor causado por compresión de un nervio en las últimas vértebras de nuestra espina dorsal, en este caso el nervio espinal. Además de dolor, suele causar pérdida de sensibilidad y fuerza en el glúteo y pierna.

El gran problema con el dolor de ciática es que se utiliza el término muchas veces sin estar ante un caso de ciática real. Y, además, dado que lo padece un importante número de personas, proliferan los mitos y remedios de dudosa efectividad. Esto puede dificultar la recuperación de quien lo sufre, ya que no lo trata adecuadamente.

Por ese motivo queremos hablaros de aquello que es cierto y aquello que no en torno al dolor de ciática, además de daros algún consejo útil que alivie esta molestia tan incapacitante.

Dolor de ciática: verdades y soluciones que mejoran la calidad de vida

Las hernias (pinzamientos de discos intervertebrales), estenosis (estrechamiento del canal espinal) o el síndrome piriforme (compresión del nervio ciático por el músculo piriforme) suelen estar detrás de los casos de dolor de ciática. Estos se suelen dar debido a lesiones, a la presión del embarazo sobre la columna o a hábitos como permanecer largos periodos de tiempo de pie

Para recuperarse de estas situaciones, debemos seguir los consejos de nuestro médico, que suelen incluir antiinflamatorios, fisioterapia y reposo. Pero también podemos aportar nutrientes al sistema nervioso que ayude a la recuperaciónde su estado normal.

Neural es el complemento alimenticio que contiene la fórmula perfecta para alimentar nuestros nervios periféricos y ayudarlos a recuperar la buena forma. 

Gracias a la acción conjunta de la Uridina 5 monofosfato, las quinonas, los polifenoles, el magnesio, el L-metilfolato y también la vitamina B12  contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso . Y todo ello con una composición sin gluten ni azúcares y con una presentación cómoda de tomar en comprimidos. 

Además, al tratarse de un producto natural y sin efectos secundarios, Neural puede ser un gran aliado y coadyuvante de un tratamiento farmacológico prescrito por un facultativo. 

Dolor de ciática: mitos

Ahora queremos despejar dudas: vamos a hablar de todos los mitos construidos en torno a este dolor tan común que pueden, en un momento dado, inducir a errores que ralenticen su recuperación. 

El dolor de ciática se cura con antiinflamatorios

Lo cierto es que los antiinflamatorios pueden aliviar un cuadro de ciática muy doloroso, pero no van a atacar al origen del padecimiento. Para ello lo mejor es acudir al diagnóstico por imagen que desvele cuál es la causa del cuadro de dolor de ciática y en base a eso, proponer soluciones siempre bajo la supervisión de un médico. 

El dolor de ciática solo se manifiesta en una pierna, nunca en ambas

Este mito está muy extendido, incluso hay quien defiende que solo puede ser la pierna derecha o la izquierda, pero lo cierto es que simplemente es más frecuente de esta manera. Se dan casos en los que lamentablemente son las dos piernas las afectadas por este dolor y pérdida de fuerza y sensibilidad tan molestos. 

El dolor de ciática solo mejora con una intervención quirúrgica

No necesariamente, de hecho, es bajo el porcentaje que resuelve este cuadro de esta manera. Pero para la mayoría de los casos el trabajo conjunto de antiinflamatorios para poder sobrellevarlo, más una buena dosis de fisioterapia debería bastar. También se pueden aplicar métodos de descompresión que no implican necesariamente pasar por el quirófano.

Mantenerse en un peso adecuado, hacer ejercicio con regularidad, alimentar nuestro sistema nervioso y tener buenos hábitos posturales suelen ser las mejores armas contra el dolor de ciática. 

El reposo es el único remedio para el dolor de ciática

Como ya hemos indicado, no solo el reposo, aunque en un momento dado puede venir bien para recuperarse un poco del dolor intenso. El hecho es que con una actividad física adecuada, que ayude a estirar la zona y mantenerla en forma, se puede conseguir una mejoría notable, e incluso mantenerlo a raya. 

Detrás del dolor de ciática siempre hay una hernia discal

Obviamente esto no es cierto: el nervio que sufre y provoca el dolor y el entumecimiento está presionado, pero no necesariamente ha de ser por una hernia discal, sino que se puede deber a una estenosis o incluso a la compresión producida por un músculo, el piriforme. 

El músculo piriforme normalmente está sobre el músculo, pero en algunos casos el nervio pasa a través de él. Si se da el caso de que se produzca un espasmo, el músculo literalmente atrapa al nervio y lo comprime

El dolor de ciática tan solo dura unos días

Lo cierto es que la compresión del nervio puede estar dándose durante mucho tiempo sin que llegue a manifestarse en forma de dolor de ciática, pero cuando esto ocurre hace falta tiempo para recuperar el estado normal de ese nervio.
Seguro que ahora sabes mucho más del dolor de ciática y de cómo ayudar a tu cuerpo a solucionarlo. Recuerda que la opinión de un médico y una adecuada nutrición pueden ser herramientas que garanticen tu buena salud y la recuperación de tu espalda. ¿Nos sigues para más consejos? Te esperamos en nuestro blog de salud y bienestar.


Salud Integral. “Todo lo que hay que saber, Ciática: Mitos y Verdades”. Recuperado de: https://saludintegralgt.com/ciatica-mitos-y-verdades/


Ciática y Hernias Discales. “Mentiras y mitos sobre ciática”. Recuperado de: https://ciaticahernias.com/mentiras-y-mitos-sobre-ciatica//