Select Page

Las malas posturas o movimientos repetitivos nos pueden causar lesiones que nos recuerdan lo importantes que son nuestras articulaciones para nuestro bienestar. Evitar que se dañen o duelan es importante, pero aún más lo es mantenerlas funcionales y con un buen nivel de movilidad.

Cuidar las articulaciones debería ser una prioridad en nuestros hábitos diarios, ya que con los años van perdiendo capacidad de mejora y cada vez son menos móviles. Pero este envejecimiento articular puede prevenirse con una serie de buenas costumbres que además redundarán en una mejor salud general.

Se trata de una lista que no incluye nada complicado ni fuera de nuestro alcance, por lo que la buena salud de las articulaciones está al alcance de cualquiera.

Consejos para cuidar las articulaciones

En general las articulaciones tan solo necesitan que mantengamos un estilo de vida sano y dinámico, con sus pequeñas aportaciones alimenticias, de ejercicio y de sentido común (por ejemplo, evitando el alcohol y el tabaco), con las que conseguiremos ir cumpliendo años sin perder movilidad.

Ejercicio físico

Para evitar el envejecimiento prematuro de nuestro cuerpo no hay nada como tener una rutina de ejercicios semanal y cumplirla a rajatabla. La dificultad, para quienes no son aficionados al deporte, es encontrar la modalidad que les motive a ser constantes.

Hoy en día las posibilidades son casi ilimitadas: además de la oferta que brindan los gimnasios y clubes deportivos, que incluyen disciplinas de intensidad muy variada, podemos sencillamente buscar vídeo tutoriales y practicar el deporte en casa. Con todo, algunas prácticas como el pilates,el yoga o el tai chi pueden ser especialmente beneficiosas para nuestra movilidad.

Se trata de disciplinas de movimientos suaves y controlados capaces de mejorar nuestra flexibilidad y por tanto nuestra movilidad. Respetar los estiramientos antes y después del entrenamiento será clave para mantenernos elásticos y mantener nuestra movilidad.

Alimentación sana

Hidratarse debidamente y comer sano es otra manera sencilla de cuidar nuestras articulaciones. De ese modo también mantenemos alejado el sobrepeso que puede fomentar la aparición de molestias en articulaciones tan importantes como las de la rodilla o cadera.

Las articulaciones implican tejidos muy distintos, por lo que una alimentación variada en la que no falte ningún nutriente y se intente no abusar de ultraprocesados será la indicada. Frutos secos, legumbres, verduras y frutas y la cantidad justa de proteína animal (cuanto menos procesada, mejor) deben estar presentes siempre en la lista de la compra.

Aportes extra para nuestras articulaciones

Para darle un extra de nutrición a nuestras articulaciones, nada como la formulación del complemento alimenticio Artilane® Classic, que nos aporta muchas ventajas y nada de azúcares añadidos, grasas saturadas, lactosa o gluten.

Nos permite cuidar las articulaciones gracias a los nutrientes que contiene, que ayudan a prevenir el desgaste y aportan flexibilidad y movilidad.

  • Colágeno: esta proteína forma parte de nuestros cartílagos, piel, huesos y músculos.
  • Ácido Hialurónico: elemento esencial en nuestras articulaciones.
  • Antioxidantes naturales: licopeno, quercetina, coenzima Q10 y vitamina C. Esta última además contribuye a que podamos fabricar el colágeno que necesitamos.
  • Magnesio: este mineral es esencial para que nuestros músculos, sistema nervioso y huesos estén en buen estado.
  • Zinc: para sintetizar correctamente las proteínas requerimos de la presencia de este mineral. Nuestros huesos lo necesitan y también colabora en mantener nuestro sistema inmunitario en condiciones óptimas, además de actuar como parte activa en el proceso de división celular y de protección de las células frente a la oxidación.

Aprende a cuidar tu postura y evita caídas

La jornada laboral nos obliga a mantener posturas muy concretas durante muchas horas al día, y en nuestros ratos de ocio tendemos a dejarnos caer en el sofá sin vigilar muy bien la alineación de nuestro cuerpo. Esto produce malos hábitos posturales que provocan dolores molestos y daños en las articulaciones.

Realizamos esfuerzos repetitivos ya sea con el ratón del ordenador como con cualquier otra herramienta de trabajo que debemos evitar o compensar con una buena postura (además de con ejercicio físico).

Detenernos de vez en cuando para estirarnos, recordar siempre que los pesos se levantan con las piernas y no con la espalda, evitar sobrecargas y movimientos bruscos y descansar en una buena posición nos ayudará a cuidar las articulaciones.

Aprender a evitar el riesgo de caídas también es un gran consejo para que nuestras articulaciones y por tanto nuestra movilidad se mantengan en buen estado. Barandillas, apoyos, antideslizantes y un largo etc. de dispositivos y herramientas nos facilitarán esta labor.

Por tanto, nuestras articulaciones requieren una vida sana y una alimentación completa y variada para darnos lo mejor de sí. Para que además los años no hagan estragos sobre ellas y podamos conservar una buena movilidad durante mucho tiempo, nada como los ingredientes del complemento alimenticio especialmente diseñado para su mantenimiento como Artilane® Classic.

Desde nuestro blog seguiremos reuniendo los mejores consejos para un estilo de vida sano y la información más relevante para que conozcamos las necesidades de nuestro cuerpo y mente, ¡empieza a cuidarte!


[1] Promofarma. “La importancia de cuidar las articulaciones”. Recuperado de: https://www.promofarma.com/blog/salud-y-bienestar/la-importancia-de-cuidar-las-articulaciones/

[2] El País. “Siete formas de cuidar las articulaciones a cualquier edad”. Recuperado de: https://elpais.com/elpais/2020/02/28/buenavida/1582896026_873293.html

[3] Cuídate Plus. “Alimentos y nutrientes beneficiosos para las articulaciones”. Recuperado de: https://cuidateplus.marca.com/alimentacion/nutricion/2016/04/04/alimentos-nutrientes-beneficiosos-articulaciones-112266.html

[4] Kern Pharma. “Cómo cuidar las articulaciones”. Recuperado de: https://www.kernpharma.com/es/blog/como-cuidar-tus-articulaciones