Select Page

Los niños ya han acabado el colegio y toca disfrutar de las vacaciones. Si quieres pasar un verano redondo, te enseñamos varias actividades que puedes hacer este verano en familia. 

Llega verano y muchas familias intentan buscar planes para que sus hijos puedan seguir disfrutando de sus vacaciones mientras ellos trabajan. Abuelos, tíos, primos, amigos o campamentos de verano son la solución principal. 

Desde Arama Natural vamos a ayudarte a disfrutar del verano, pero en familia y con actividades muy divertidas. Practicar planes en familia al aire libre es una manera de pasarlo bien pero también una manera de aprender los valores, practicar deporte y enseñar conocimientos importantes como la fauna o la flora de la zona en la que estéis. 

Es una vía de aprendizaje para los niños, pero también una manera para que los padres practiquen deporte y mejoren la salud de sus tejidos blandos (tendones, ligamentos, músculos, cartílagos, fascias). 

Beneficios de practicar deporte al aire libre y en familia 

Realizar actividades al aire libre tiene múltiples beneficios para toda la familia. Además de los que hemos mencionado, tanto para los pequeños como para los mayores salir a jugar y disfrutar del aire libre es un plan perfecto para todos. ¿Los descubrimos juntos? 

  1. Estimula la creatividad: Los más pequeños al jugar al aire libre, primero descubren y analizan su entorno para después pasarlo bien con lo que les rodea y tienen a mano. De este modo, van desarrollando y ejercitando la capacidad para usar su imaginación y así entretenerse. 
  2. Aumenta la sociabilización y los vínculos: Hijos y padres interactúan mucho más en la naturaleza. Juegan, hablan, resuelven conflictos y comparten ideas para enfatizar la relación y confianza de todos los miembros de la familia. 
  3. Conocimiento de la naturaleza y el entorno: Cuando se realiza un plan familiar al aire libre, se se activan los cinco sentidos. La curiosidad aparece y toda la familia empieza a descubrir su entorno, ya sea con nuevos olores, texturas o la fauna y la flora que les rodea. 
  4. Práctica de deporte al aire libre: Practicar ejercicio físico al aire libre, tiene muchos más beneficios que el ir a un gimnasio cerrado o realizar actividades dirigidas en una sala o centro deportivo. Entrenar en espacios abiertos y en contacto con la naturaleza reduce los niveles de ansiedad y mejora el estado mental, ayuda a aumentar la quema de calorías y puede ayudar a evitar lesiones musculares. 
  5. Favorece el estado mental: Aumenta la vitalidad, el bienestar, estimula el cerebro y desarrolla una mayor autoconfianza. Evitando un entorno ruidoso, fomentamos la relajación y conseguimos que se reduzca la ansiedad y el estrés.
  6. Menos calorías: El practicar deporte en el gimnasio es beneficioso pero una vez sales al aire libre verás que quemas más calorías por el terreno irregular o las pequeñas dificultades que nos podemos encontrar por el camino. Además, podemos realizar miles de actividades novedosas que nos estimularán y no nos harán caer en la rutina. 
  7. Evitar lesiones musculares: Al estar en contacto con la naturaleza, el sol y el aire fresco contribuyen a mejorar la salud de nuestros tejidos blandos. Así evitaremos posibles lesiones como los desgarros musculares. La vitamina D que obtenemos a partir de la exposición del sol en nuestras actividades al aire libre aporta múltiples beneficios en la salud de los huesos y articulaciones. 

¿Qué actividades en familia puedes hacer al aire libre? 

¡Desconecta! Aprovecha un fin de semana para disfrutar de la naturaleza en familia. Existen muchas actividades beneficiosas para niños y mayores. ¡Te descubrimos las mejores propuestas para disfrutar de un día redondo! 

Paseo en bici por el campo: pasear en bici por el campo es un plan perfecto para disfrutar en familia. Uno de los grandes beneficios del ciclismo es que es un deporte con distintas disciplinas. ¡Es fácil encontrar la que mejor se adapte a ti!

Practicar ciclismo no solo fortalece tus músculos y huesos, sino que también ayuda a conectar con la naturaleza, relajarse y evadirse. 

Excursión en la montaña: El senderismo es una opción ideal para practicar en familia. Realizar largos paseos por la montaña y conectar con la naturaleza es la manera para que los niños aprendan, se diviertan y, a la vez, practiquen deporte. Recuerda que, para los más pequeños de la casa, el deporte debe de ser un juego y no una obligación.  

Día de piscina: ¿Quién dice que no a un día de piscina? La natación es una actividad muy refrescante para el verano. Nadar y disfrutar del agua conlleva un desgaste menor de las articulaciones, un incremento de la flexibilidad y elasticidad y la implicación de todos los grupos musculares.  

Patinar por la ciudad: Patines de cuatro ruedas, patines en línea, skates… ¡Tienes miles de opciones para escoger! El patinaje es una actividad al aire libre ideal si quieres disfrutar y conocer mejor tu ciudad. Si en pleno verano aprovechas para patinar, mejorarás tu capacidad psicomotora y fortalecerás articulaciones y músculos.   

Snorkel: Hay rincones de nuestras costas que son una auténtica maravilla. De esta forma, nadar en el mar y disfrutar de la belleza submarina es un deporte para disfrutar con los tuyos. Esta actividad no solo aporta conocimiento del mundo marino, sino que también tonifica los músculos y mejora nuestra postura

Si es un impedimento para ti realizar algunas de estas actividades por lesiones musculares o quieres ayudar a nutrir los tejidos, puede ayudarte Progen, un complemento alimenticio con una innovadora fórmula exclusiva a base de proteínas de plasma, ácido hialurónico y condroitín sulfato, colágeno y vitamina C. Sus fuentes de proteínas contribuyen al mantenimiento del sistema musculoesquelético en condiciones normales. La vitamina C contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de los huesos, de los cartílagos y a disminuir el cansancio y la fatiga. 

Disfruta de estas actividades totalmente en forma y descubre todos sus beneficios.