Select Page

Llega el calor, el verano, las vacaciones y… ¡las temidas piernas cansadas! En Arama Natural queremos enseñarte unos trucos para mejorar la circulación de tus piernas. 

Con la llegada del verano, son muchas mujeres las que sienten cansancio e hinchazón en las piernas. Esta sensación se le conoce como piernas cansadas y estate tranquila si no sabes qué hacer porque existen una serie de remedios para piernas cansadas que te van a ayudar a reducir la pesadez.  

¿Qué son las piernas cansadas? 

La fatiga de las piernas es un trastorno común en verano, debido a que las elevadas temperaturas provocan la dilatación de las venas y capilares, lo que hace que el retorno venoso se vea afectado y genere una sensación de pesadez en las piernas y se agudicen los problemas de circulación en las piernas.  

Las piernas cansadas provocan síntomas como entumecimiento, dolor fatiga, hormigueo, picor, calambres e hinchazón en las piernas, lo que resulta muy incómodo para quienes lo sufren. 

Causas piernas cansadas 

Aunque las altas temperaturas agudizan los síntomas de las piernas cansadas, existen otros motivos que los pueden originar. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Vamos! 

Genética: Heredar la genética familiar no siempre es positivo. Seguramente si padeces el síndrome de piernas cansadas, es porque tu madre o tu abuela también haya tenido problemas de circulación. Este trastorno generalmente suele tenerlo las mujeres, especialmente las de mediana edad son más propensas a la insuficiencia en el retorno venoso de las piernas. 

Mala alimentación: La suma de una vida sedentaria, con poca práctica deportiva y combinado con una mala alimentación puede dar como resultado el síndrome de las piernas cansadas. La ingesta de grasas saturadas en exceso provoca un mal funcionamiento de la circulación e incluso puede ocasionar la aparición de colesterol alto o sobrepeso que no favorece la mejora en el síndrome de las piernas cansadas. 

Obesidad: Las personas con sobrepeso también son más propicias a sufrir problemas de dolor y circulación en las piernas y los pies, además de cargas articulares.  

Trabajo y estrés: Otra de las causas de las piernas cansadas puede ser estrés o por motivos laborales. Tanto si trabajas en una oficina sentado todo el rato o de pie atendiendo al público, puede verse afectada la salud de tus piernas. Además, si a esto le sumas la aparición de estrés por preocupaciones o tareas, puede afectar el retorno sanguíneo. 

Existen otros motivos como un embarazo, la edad o cambios hormonales. 

Remedios para aliviar las piernas cansadas 

Con la llegada de las altas temperaturas y un clima caluroso, es importante que cuides la circulación para que no se agraven los síntomas de las piernas cansadas.  

Para conseguir una mayor ligereza en tus piernas, te recomendamos algunos remedios naturales que te ayudarán a disfrutar de un verano perfecto. 

  • Evita estar largos periodos sentado. Intenta moverte en la oficina, en el caso de que estés trabajando, y estirar tus piernas para mejorar su circulación. 
  • ¡Eleva las piernas! Ya sea en el trabajo o a la hora de dormir. Es recomendable que coloques un reposapiés o una almohada para favorecer el retorno venoso. De este modo, te despertarás con la sensación de piernas ligeras.  
  • Masajea las piernas desde los pies hasta las rodillas para favorecer su circulación y aliviar el dolor.  
  • Para favorecer el retorno venoso, puedes aplicar duchas de agua fría o templada desde la zona de los pies hasta los muslos. Si no aguantas bien el agua fría, puedes intentar regular la temperatura de forma escalonada. 
  • ¡Olvídate de la ropa ajustada! Opta por ropas ligeras que no afecten la circulación de tus piernas.  
  • La dieta equilibrada es tu aliada. Evita la sal, bebidas azucaradas o el alcohol y decántate por beber mucha agua y por tomar frutas y verduras que ayuden a ofrecerte las vitaminas y minerales necesarios.  
  • Realizar ejercicio físico ayuda a mejorar la musculatura. No hace falta que seas un deportista de élite, puedes practicar estiramientos o ejercicios sencillos y constantes. A continuación, os dejamos aquí 4 ejercicios perfectos para mejorar la circulación de tus piernas. 
Ejercicios piernas cansadas
  • Ahora que llega el verano puedes pasear por la playa porque el agua fría con la arena masajea las zonas afectadas y estimula la circulación sanguínea de las piernas. 
  • Intenta que las piernas no estén expuestas a un calor constante porque conlleva a una mala circulación sanguínea y provoca que el trastorno se agrave. Así pues, no te expongas un largo tiempo bajo el sol, evita las horas fuertes de calor y lugares cerrados calurosos como las saunas. 

Además, puedes ayudarte de Fluidven®, un complemento alimenticio a base de Bioflavonoides (Diosmina, Hesperidina y Rutina), plantas naturales venotónicas como los extractos de Castaño de indias, Rusco, y Vid, el fruto de Maqui y otros nutrientes antioxidantes como la Vitamina C. Gracias a estos nutrientes, ayuda a disminuir la dilatación excesiva de las paredes venosas y a recuperar la sensación de piernas ligeras. 

Las piernas cansadas es un trastorno que siempre hemos de vigilar, pero especialmente en los meses de verano. Por ello, puedes aplicar remedios naturales como las que te hemos enseñado para mejorar tu circulación y aliviar la sensación de piernas cansadas.

¡Este verano luce unas piernas ligeras!