Select Page

Las personas que padecen de estreñimiento suelen sentirse hinchadas y pesadas, situación que influyen en su día a día. Aunque en general se presenta el cambio en los hábitos alimenticios como la principal solución para combatirlo, distintos ejercicios pueden contribuir al restablecimiento normal del tránsito intestinal.

Desde Arama Natural os explicamos qué ejercicios físicos pueden ayudaros a recuperar el movimiento normal de los intestinos y cómo productos con ingredientes de origen natural pueden ser una excelente opción añadida para conseguirlo.

¿Por qué los intestinos reducen su movimiento y aparece el estreñimiento?

Para que los materiales de residuo o heces puedan trasladarse de forma fácil y rápida a través de los órganos (desde el estómago al exterior), estas deben ser blandas y voluminosas, debido a una composición rica en agua.

La fibra insoluble, sobretodo presente en cereales integrales pero también en vegetales y frutas, posee una excelente capacidad de retener el agua, aumentando la masa fecal, lo que hace aumentar el estímulo reflejo que impulsa las heces, favoreciendo la movilidad de los intestinos y por consecuencia la evacuación.

Tanto la baja ingesta de fibra, un bajo consumo de agua o cualquier obstáculo que se halle en algún tramo del recorrido que pueda impedir el paso dl bolo intestinal, puede inducir al estreñimiento.

Importancia del ejercicio físico frente al estreñimiento

Cuando nuestros instestinos no realizan el suficiente movimiento para facilitar que el bolo alimenticio se traslade a lo largo del tracto intestinal hacia el exterior, se precisa una ayuda extra para que esto suceda.

El ejercicio físico puede ser un eficaz aliado ya que al ejercitar la musuclatura abdominal incitamos también a los músculos de los intestinos.

¿Qué ejercicios podemos realizar para combatir el estreñimiento?

A continuación os aconsejamos algunos ejercicios y prácticas que pueden ayudaros a mejorar vuestro tránsito intestinal:

1. Abdominales hipopresivos

Los abdominales hipopresivos, además de contribuir a tonificar nuestra silueta al ejercer presiones  hacia la musculatura interna del abdomen, también favorecen el trabajo del suelo pélvico, ayudando al tránsito intestinal y a la defecación.

2. Ejercicios aeróbicos (caminar a paso ligero, ir en bicicleta o correr)

Realizar en nuestro día a día actividades que impliquen un alto consumo de oxígeno y un intenso trabajo a nivel cardiovascular también será beneficioso contra el estreñimiento.

Durante este tipo de ejercicios, nuestra respiración y ritmo cardíaco se aceleran, lo que provoca un estímulo de los músculos de nuestro cuerpo, incluidos los intestinales, acelerando el metabolismo.

Estos movimientos de los intestinos contribuyen a que la evacuación se realice más rápida y adecuadamente.

3. Yoga

La realización de algunas asanas del yoga pueden ayudarnos a aliviar el estreñimiento. Las posturas de flexión hacia delante, como la postura de la pinza, que consiste en sentarnos con las piernas estiradas y flexionar el tronco, tocando nuestros talones con las manos, realizar un masaje en la zona abdominal, mejorando el funcionamiento intestinal.

4. Actividades comunes como subir las escaleras o realizar tareas del hogar

La realización de actividades cotidianas también puede ser de ayuda para estimular el movimiento de los intestinos y con ello mejorar el tránsito intestinal.

Barrer, fregar, pasar la aspiradora, hacer las camas, limpiar estanterias y ventanas, trabajar en el jardín…Además de estirar y contraer los músculos abdominales, si realizamos todo ello a buen ritmo incrementaremos nuestro ritmo cardíaco, hecho que mejorará el funcionamiento de nuestros intestinos.

¡Otra elección fácil de tomar es optar por subir las escaleras frente al ascensor!

5. Danza

La danza es otra actividad divertida y fácil de realizar que no solo nos pone en forma, si no que también contribuirá al bienestar de nuestro tracto intestinal. Entre ellas, la danza del vientre es una de las más beneficiosas, ya que los movimientos ondulantes del abdomen, tanto hacia los lados como hacia dentro y hacia fuera, nos ayudan a mejorar los dolores mensturales, a trabajar el suelo pélvico, favorece la digestión y estimula el movimiento de los intestinos.

Otros factores a tener en cuenta contra el estreñimiento

Tal y como queda patente, el sedentarismo es un gran enemigo de nuestra salud intestinal, sin embargo, no es el único. Además de ser activos físicamente, otros hábitos saludables serán nuestros aliados para aliviar el estreñimiento.

La realización de una dieta rica en fibra y alimentos diuréticos, así como un alto consumo de agua nos ayudarán a conseguir nuestros propósitos.

Además, el consumo de complementos alimenticios contra el estreñimiento será un perfecto apoyo para regularizar nuestro tránsito.

¡Conoce nuestra gama de productos bienestar con ingredientes de origen natural y combate el estreñimiento!