Seleccionar página

Sufrir de estreñimiento o diarrea son problemas del tránsito intestinal fáciles de reconocer que muestran que algo no va bien en nuestro  sistema digestivo. Sin embargo, más allá de la frecuencia de las deposiciones, la forma y el color de las heces también pueden revelarnos mucha información sobre nuestro estado de salud, como en el caso de presentar heces verdes.

Desde Arama Natural os explicamos por qué aparecen las heces verdes, qué pueden significar, cómo actuar ante ellas y qué productos con ingredientes de origen natural pueden ser de ayuda.

¿Cómo se produce el proceso de formación de las heces?

Para conocer el porqué de la coloración inusual de las heces, debemos saber cómo se produce su formación.

En condiciones normales, la materia fecal se basa en una proporción de 3 partes de agua frente a 1 de materia sólida, de la cual, el 30% son bacterias. El resto de sustancia sólida son residuos inorgánicos y desechos no absorbidos, grasas, glóbulos rojos muertos o envejecidos y pigmentos y secreciones como la bilirrubina.

¿Cuáles son las posibles causas de las heces verdes?

Aunque la alteración de la coloración puede causarnos cierta inquietud, en general las heces verdes no revisten de gravedad y suelen ser temporales, sin embargo, en algunas ocasiones pueden ser indicadoras de algún problema. Entre sus causas principales se hallan:

Alimentos de coloración verde

Esta es una de las causas más comunes y de menor gravedad para las heces verdes. Cuando ingerimos alimentos como las espinacas,  el brócoli, col rizada, té matcha, espirulina u otras algas que presenten clorofila, las heces pueden presentar esta coloración por el material no absorbido. Sin embargo, si la coloración persiste por más de tres días desde que las hemos consumido, o aparecen heces verdes sin haber ingerido estos alimentos, deberemos tener en cuenta otra posible causa.

Consumo de hierro

El consumo de carnes rojas, lentejas, algunos granos o suplementación para la anemia pueden aportarnos cantidades de hierro muy difíciles de procesar por el organismo, por lo cual este segrega sales de hierro para poder expulsar el excedente. Estas sales pueden hacer que las heces se vuelvan verdosas.

Colorantes artificiales

Los colorantes artificiales son sustancias no absorbibles por nuestro organismo al no presentar ninguna función nutricional para el mismo, por lo que se desechan. Estos colorantes, presentes en algunos dulces, refrescos etc. pueden contribuir a , como en el caso de la ingesta de alimentos verdes, definir el color de nuestras evacuaciones.

Infecciones

Algunas infecciones como la provocada por la bacteria Pseudomona aeruginosa pueden provocar heces verdes, puesto que su nombre aeruginosa, nombre latino con el que se denomina al óxido de cobre, hace referencia al color azul verdoso que adopta este. La Salmonella también puede producirlas.

Intoxicaciones

Algunos productos tóxicos, como el plaguicida paratión pueden reportar presencia de heces verde oscuro.

Parasitosis

Algunos parásitos como Giardia Iamblia, que causa giardiosis, pueden provocar heces verdes. Entre los síntomas de esta infección parasitaria se hallan cólicos, hinchazón y náuseas.

Síndrome del colon irritable

El Síndrome del colon irritable es una patología caracterizada por la inflamación de las vellosidades del intestino, que además de otros síntomas como la hinchazón, la distensión abdominal o el dolor, también puede manifestarse mediante las heces verdes.

Meconio

En bebés recién nacidos es frecuente que se produzcan heces verdes, denominándose meconio. Son las primeras heces, las cuales se forman de manera intrauterina y su aspecto es de color verdoso debido a que la microbiota del pequeño aún no se halla correctamente desarrollada. No se trata de ningún problema, irán desapareciendo a medida que pasen los días desde el parto.

Bilis

Además del consumo de alimentos verdes, ésta es una de las causas más frecuentes de las heces verdes. La bilis es una sustancia de color verdoso que segrega el hígado para contribuir a la síntesis de las grasas. Cuando la digestión no se hace de manera normal, si no de forma más rápida, las demás sustancias que producen el color marronoso de las heces no se presentan, y esta materia pasa por el intestino prácticamente intacta en color, es decir, del color verde biliar. Esto por ejemplo puede producirse en momentos de estrés.

Como os hemos comentado, en el caso de que las heces verdes aparezcan por ingesta de alimentos verdes, suplementos de hierro o colorantes artificiales, no debe ser preocupante una vez dejemos pasar unos días. Sin embargo, si ésto persiste es fundamental que consultéis a un profesional.

Asimismo, si sufrís problemas de tránsito intestinal, ¡os invitamos a conocer nuestra gama de productos de bienestar con ingredientes de origen natural que os harán sentir bien por dentro y por fuera!