Seleccionar página

¡La Navidad ya puede sentirse! Estas fechas son sinónimo de alegría, reunión, decoraciones bonitas, en algunos casos, regalos, ¡pero también de comidas copiosas!

Llega el momento en que nos dicen que repitamos plato o en el que la comida se alarga hasta la cena por culpa del surtido de turrones y polvorones que alguien ha sacado. Y hasta ahí todo bien, pero el problema viene luego, cuando nuestra digestión no se realiza como debería y aparece una mala regulación intestinal y también el estreñimiento.

Desde Arama  Natural os explicamos por qué podemos sufrir estreñimiento en Navidad, cómo podemos prevenirlo y actuar frente a él y qué productos con ingredientes de origen natural pueden sernos de ayuda.

¿Por qué empeoran o aumentan los casos de estreñimiento en Navidad?

La Navidad es una época de alegría y abundancia por lo que esta suele celebrarse con exquisiteces culinarias que no solemos comer en otros momentos del año y que hacen de esta fecha algo aún más deseable y esperado.

Cambio de alimentación

Sin embargo, la gastronomía de estos días no suele ser conocida por modesta y saludable, más bien lo contrario. Durante estas festividades consumimos muchos azúcares (turrones, polvorones, postres…) y grasas saturadas, reducimos nuestro consumo de cereales, fruta y verdura (con su gran aporte de fibra) e incluso modificamos nuestros hábitos de alimentación, cambiando algunos horarios de las comidas.

Cambio de hábitos

A esto debemos añadirle una mayor ingesta de alcohol, una reducción o modificación de los hábitos de sueño y en muchos casos, también un mayor grado de sedentarismo.

Todo ello provoca que nuestro tracto intestinal se vea afectado y no funcione correctamente, dando paso a desajustes en la regulación intestinal y al estreñimiento.

¿Qué podemos hacer para combatir el estreñimiento navideño?

Sabemos que es difícil decir “no” a muchos hábitos y delicias de estas fechas por lo que te facilitamos algunos consejos para que no tengas que elegir entre disfrutar de los platos navideños y sentirte bien:

Bebe mucha agua y evita la deshidratación

El agua ayuda a que las heces puedan moverse con mayor facilidad por el tracto intestinal y se facilite su expulsión. Si no sois de beber mucha agua y beber dos litros al día os puede resultar complicado, es importante que al menos bebáis un vaso de agua en ayunas al despertar, otro antes de acostaros y uno antes de cada comida para activar los intestinos.

Realiza ejercicio

Ejercicio en Navidad, aunque apetezca quedarse en el sofá con una manta viendo una serie o leyendo, ¡no caigas siempre en la tentación! ¡El ejercicio es muy importante y no tiene por qué ser intenso o de larga duración! 20 minutos o media hora de caminata, por ejemplo, apreciando los escaparates o las decoraciones navideñas ya será suficiente.

Evita el estrés y descansa

Atender a la familia y a los amigos en casa o ir de visita, comprar regalos… ¡Esta época del año puede ser agotadora y estresante! Uno de los factores desencadenantes del estreñimiento es el estrés, por lo que intenta dedicar también un poco de tiempo para ti y mantener hábitos de sueño lo más saludables posible.

Come despacio y compensa los excesos de los días clave

En Navidad podemos comer más rápido debido a la gran cantidad de comida distinta encima de la mesa (como los aperitivos) y ante la idea de varios platos en el menú.

Comer rápido es perjudicial para nuestra digestión tanto como lo es comer en grandes cantidades, por lo que es importante reducir la velocidad al ingerir. En este caso, a nuestro cerebro, el cual tarda unos 20 minutos en asimilar lo que se está comiendo, no le da tiempo de informar a los intestinos de la función a desempeñar correctamente.

Así mismo, si queremos mejorar nuestros episodios de mala regulación intestinal,  estreñimiento o evitarlos, es importante que, si vamos a tener excesos en días clave como Nochebuena, Navidad y Nochevieja, mantengamos una alimentación más equilibrada el resto de días.

Evita consumir ciertos alimentos o reduce su consumo

Alimentos como el arroz, las patatas o la pasta tienen grandes cantidades de almidón, que dificulta el movimiento intestinal, por lo que es aconsejable consumirlos de forma moderada, u optar por opciones con más cantidad de fibra, como las versiones integrales. Para obtener fibra también será importante consumir fruta y verdura, ¡añádelos a tus platos y postres navideños!

En cuanto al alcohol, es recomendable sustituir los licores por el vino, mucho menos azucarado.

Ayuda a tu flora intestinal

Además del consumo de fibra, el consumo de prebióticos y probióticos contribuirá al bienestar de la flora intestinal. Ayudarnos de suplementación nos será de ayuda, sobre todo, teniendo en cuenta opciones naturales.

Desde Arama Natural os invitamos a conocer nuestra gama de productos Bienestar, complementos alimenticios con ingredientes de origen natural. ¡Os deseamos felices fiestas y que disfrutéis de las comidas evitando el estreñimiento en Navidad!